Confirmado: la tristeza genera sobrepeso

by publicaciones on 27/10/2015

in Noticias adelgazar y nutricion

 

Confirmado: la tristeza genera sobrepeso

Un estudio de la Universidad de Zürich reveló que el estrés perjudica el objetivo de mantener la línea. Especialistas analizan la amenaza de los bajones emocionales ante una dieta equilibrada

infobae.com

Poder mantenerse fiel a una alimentación saludable requiere siempre de sacrificio y buena voluntad. Más esfuerzo se necesita aún cuando la meta está depositada en bajar de peso. Las tentaciones siempre están delante de los ojos y hay que tener la cabeza en paz y bien acomodada para lograr el objetivo que uno se proponga.

Hay quienes pueden desarrollar la dieta con un compromiso y sin consecuencias emocionales. El fin de la pérdida de kilos logra ser más fuerte que el sufrimiento por abandonar aquellas comidas prohibidas tan sabrosas.

Sin embargo, los que sufren altibajos psicológicos tienen que estar alerta, ya que el abandono de su alimentación saludable puede estar a la vuelta de la esquina.

Un estudio de la Universidad de Zürich reveló que el estrés conduce a la ingesta de dulces y comidas sabrosas pero poco nutritivas.

Cerebro dulce

Para el experimento se necesitó la presencia de 51 hombres que reconocían llevar una vida saludable y con una alimentación sana.

El primer paso consistió en dividir a los participantes en dos grupos, uno de control, para que observaran imágenes de comida en una computadora y luego las clasificaran por lo saludable que eran y por lo ricas.

En la siguiente etapa, se le pidió a los miembros del grupo experimental que pusieran una mano en un cubo de agua helada y aguantaran lo más que pudieran. Así, se trató de inducir el bajón psicológico y se analizaron los diferentes niveles de cortisol, la hormona del estrés.

El último paso fue el sentar a todos frente a un máquina de scanner cerebral y hacerles elegir una de dos comidas que aparecían en una imagen, con la supuesta obligación de después comerse ese alimento que habían elegido. Obviamente, una de las comidas era más saludable que la otra.

Los niveles de cortisol, la hormona del estrés, son determinantes en los hábitos alimenticios

El resultado fue claro: los que habían sufrido el estrés de la mano en el hielo tuvieron una tendencia mucho mayor hacia los dulces y la comida poco saludable. Incluso, la cantidad de cortisol demostrada en cada uno fue proporcional a la cantidad de “comida basura” elegida por los individuos.

Según los especialistas, aquellos que vivieron la situación traumática registraron una actividad cerebral mayor en la zona de placer inmediato que en la de efectos a largo plazo.

“Los animales, en una situación de estrés , se enfocan en lo más inmediato y no piensan en el futuro”, dijo Todd Hare, el líder de la investigación.

Por su lado, la Universidad de Rochester, de Nueva York, también reconoció esta tendencia en sus estudios y estableció una lista de consejos para poder luchar contra las tentaciones por la comida equivocada.

Reconocer el hambre: Antes de probar algo inadecuado, preguntarse por qué está buscando eso. Si no hay ruido en el estómago o dificultad en la concentración, se puede evitar.

Registro escrito: Tomarse el tiempo para confeccionar una agenda llamada “Comida y humor”. Allí, anotar lo que se come cada día y acompañarlo con una breve reseña sobre la fase emocional que atravesaba justo en ese momento.

Crear un entorno: Mantenerse en contacto con amigos y familia incrementarán las chances de éxito para mantenerse fijo a una dieta.

Buscar otros rumbos: Encontrar actividades que a uno le guste para alimentar la confianza en sí mismo. Puede ser el yoga, la pintura, andar en bicicleta, jugar al fútbol, tocar un instrumento…

Buscar ayuda: En el caso de no poder controlar los bajones emocionales y ver que siempre se recurre a la comida como escape, recurrir a la asistencia de un profesional. La terapia puede ser clave en la superación del estrés y los hábitos alimenticios.

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas